18 de Septiembre

¿Por qué debería hacer pilates con máquinas?

El método Pilates consiste en una serie de ejercicios que aumentan el control, la fuerza y la flexibilidad de nuestro cuerpo. Además, mejoran la capacidad de concentración ya que cada movimiento, se coordina con la respiración, lo que produce una gran sensación de calma mental. Lo primero que aprenderás es a mantener una buena postura y una respiración libre. El pilates con máquinas se adapta a todos los niveles de condición física. 

Estos ejercicios pueden realizarse en el suelo o en máquinas, aunque lo ideal es combinar las dos opciones. Sin embargo, si estás iniciándote en el Pilates, mi recomendación es que empieces asistiendo a clases con máquinas, de hecho, el mismo Joseph Pilates las diseñó para ayudar y dar una mayor asistencia a sus alumnos. Las más populares son el reformer y el cadillac.

Algo que identifica a estas máquinas es el empleo de muelles para generar resistencia. Los muelles son adaptables a ejercicios funcionales, es decir, podemos realizar movimientos similares a los de la vida diaria, intensificar el trabajo excéntrico, rotar las articulaciones y movernos en diferentes planos. Y es que al final el objetivo del entrenamiento es preparar a nuestro cuerpo para que desempeñe las tareas del día a día con mayor facilidad y eficacia. 

¿Puedo hacer pilates con máquinas si nunca antes he hecho ejercicio?

¡Por supuesto! El pilates con máquinas se adapta a todos los niveles de condición física.

Si estás empezando, o si has sufrido una lesión, sentirás como las propias máquinas se adaptan a tu nivel, facilitan el movimiento y dan un mejor apoyo a tu cuerpo. Es un entrenamiento agradable, sin impacto ni movimientos bruscos. Por ejemplo, en la rehabilitación de una rodilla, el sistema de correas que se utiliza permite mejorar la movilidad y recuperar la fuerza de la musculatura de la pierna sin sobrecargar la articulación. 

Si sientes tensión o dolor de espalda, el Pilates con máquinas te ayudará a adoptar una postura más cómoda, a trabajar de manera simétrica y a aumentar tu conciencia corporal. Un ejemplo de esto son las hombreras del reformer, que hacen que tú mismo te des cuenta de si estas poniendo excesiva tensión en tus hombros durante un ejercicio. De esta manera, cuando salgas de la clase tendrás la habilidad de mantener una buena postura en tu vida diaria. 

Si ya eres un estudiante avanzado y quieres un trabajo intenso las diferentes resistencias de trabajo te retarán constantemente. En pilates, a medida que aumenta tu nivel, también lo hace la fuerza que has de aplicar, el control desde tu abdomen y el equilibrio y coordinación que necesitas para realizar los ejercicios correctamente. La variedad de los ejercicios, posturas y posibilidades es infinita. De hecho, muchos deportistas de élite utilizan el Pilates con máquinas como complemento a su deporte. 

¿Cómo es una clase de Pilates con máquinas reformer?

El reformer es la máquina más versátil de este método, cada uno de sus componentes tiene una utilidad por lo que permite trabajar todo el cuerpo en diferentes posturas.

En cada clase, siempre teniendo en cuenta los objetivos de cada persona, se trabaja de manera global todo el cuerpo. El entrenamiento consiste en un calentamiento inicial, seguido de trabajo de pies, ejercicios abdominales y de cadera, articulación de las vértebras, estiramientos, flexión lateral y rotaciones de columna, trabajo de brazos y piernas, extensión de la columna y ejercicios globales que permitan integrar todo el trabajo realizado anteriormente. 

Tipos de ejercicios Pilates M´quinas

¿Qué tengo que tener en cuenta si quiero apuntarme a clases de Pilates?

Busca un centro que te ofrezca un entrenamiento completo y variado. En Wellfit queremos estimular y retar a tu cuerpo, por eso combinamos el trabajo en máquinas con ejercicios de suelo.

No olvides que la principal premisa del pilates es la precisión y la calidad, por tanto, para asegurar que el profesor pueda corregirte en todo momento, los grupos deben ser reducidos. Lo ideal es que sean de máximo cuatro personas, de esta manera, aunque en tu grupo haya alumnos de diferente nivel, podrán adaptarse los ejercicios a tus necesidades para que trabajes de una manera cómoda y segura. 

Y muy importante, infórmate de la formación que tiene tu profesor. Las certificaciones en el método pilates no son oficiales, por tanto, cualquier persona puede convertirse en instructor a pesar de no tener ninguna base de anatomía, biomecánica o fisiología. Estamos hablando de tu salud así que esto es fundamental, busca un profesor que sea licenciado en ciencias de la salud o del movimiento. 

Puedes obtener más información sobre el Pilates con máquinas y apuntarte a nuestras clases en la pestaña Pilates, si tienes alguna duda más específica o quieres hacernos una consulta sobre Pilates o cualquier otra actividad de Wellfit no dudes en ponerte en contacto.