Existe una tendencia en común cuando buscamos opciones para empezar o darle un rumbo distinto a nuestros entrenamientos, que es encontrar el término entrenamiento funcional como el más recomendado, y no es para menos. No obstante, debemos de tener en cuenta su significado y porqué en ocasiones se define de manera errónea.

En primer lugar hay que tener en cuenta que en este tipo de entrenamiento se prioriza el trabajo de fuerza, pero más bien como una base sin olvidarse de otras capacidades como veremos más adelante. Por otro lado, el término que aporta el apellido al entrenamiento (funcional), le aporta algo novedoso en la forma de ver y entenderlo. Es decir, nos salimos de entrenamientos lineales donde las máquinas son protagonistas en favor del movimiento humano, donde nuestro propio peso y materiales como kettlebell, mancuernas o barras pasan a ser el elemento principal de trabajo. Aprovechamos la gran cantidad de opciones que tiene nuestro organismo de movimiento para mejorar nuestra calidad de vida gracias a una ganancia de fuerza, ROM (rango óptimo de movimiento), aumento del gasto metabólico, mayor activación de estructuras estabilizadoras y prevención de lesiones.

Además, se puede utilizar en sesiones tipo HIIT, que sus siglas en ingles significan Entrenamiento en Intervalos de Alta Intensidad. Este tipo de entrenamiento resulta muy atractivo por el potente efecto que tiene sobre nuestro organismo a nivel metabólico ya que incluso después del mismo mantenemos niveles actividad elevados. Además, resulta una buena opción para trabajar en grupo en conjunto o en circuitos donde compartir experiencias y realizar entrenamientos de forma más amena.

En Wellfit ofrecemos entrenamientos en grupos reducidos, que resulta una alternativa muy interesante, ya que se trata de realizar entrenamientos funcionales con un entrenador personal compartido con un máximo de seis personas. Esto permite que, aunque no se trate de algo tan individualizado como el entrenamiento personal, si exista un educador físico-deportivo pendiente de las peculiaridades de cada persona y ofreciendo alternativas a las posibles limitaciones de cada uno sin verse saturado en una sesión de más de veinte alumnos.

Pide tu cita para probar una de nuestras clases Contactar

A %d blogueros les gusta esto: