El Pilates y los hipopresivos son probablemente las dos mejores metodologías en cuanto al entrenamiento postural y respiratorio. Ambos se centran en el trabajo del CORE cómo foco principal y las dos inciden directamente en el trabajo de la musculatura postural.  Estas dos técnicas están pensadas para mejorar la salud de tu espalda, ya que te permiten corregir la postura y patrones de movimiento incorrectos.

Los Hipopresivos mejoran el Pilates

Con el Pilates puedes mejorar la fuerza, el control y la flexibilidad de todo cuerpo y te permite aumentar el tono muscular en brazos, piernas y glúteos. En general, con el Pilates conseguirás que tu cuerpo funcione de manera más eficiente. 

Pero, con el Pilates, tenemos un pequeño inconveniente… Y es que ofrece algunos ejercicios que son Hiperpresivos. ¿Esto que significa? Significa que hay algunos ejercicios abdominales en el Pilates que aumentan la presión y eso puede producir efectos negativos en tu salud abdominal y de tu suelo pélvico. 

Cuando haces el típico ejercicio de flexión de tronco, o crunch abdominal, o por ejemplo el 100 o el hundred de pilates, fijate en que hace tu barriga, ¿va hacia dentro o hacia a fuera? 

Si lo has probado, seguramente habrás observado que tu barriga se proyecta hacia a fuera… Y eso no es precisamente lo mejor para tu salud abdominal.

¿Que crees que debería hacer una faja abdominal? ¿Debería ir hacia adentro o hacia a fuera?

Por supuesto has acertado, tu faja abdominal debe ir hacia adentro, porque su función es la que su propio nombre indica: hacer de faja. 

Por tanto, si estas haciendo Pilates y estas viendo que tu barriga sale hacia afuera es porque hay que tener en cuenta que en algunos ejercicios del Pilates se producen situaciones que aumentan la presión abdominal.

Esto a la larga puede desencadenar problemas en el suelo pélvico y/o incontinencia urinaria de esfuerzo y otros problemas derivados de un exceso de presión abdominal.

Que le vamos a hacer…  ¡Ninguna actividad es perfecta!

¿Cómo lo solucionamos?

Si haces Pilates (o cualquier otra actividad hiprepresiva: pesas, crossfit, running, steps…) ¡Introduce los Hipopresivos en tu vida!

La técnica hipopresiva te permite reducir los niveles y los excesos de presión abdominal entrenando tu faja abdominal y tu suelo pélvico para aquello por lo que realmente están pensados, que es proteger, ceñir y sujetar. 

Además, los hipopresivos tienen efectos espectaculares en cuanto la reducción del perímetro de la cintura y también te ayudarán a mejorar tu postura sumando estos y muchos otros beneficios a los del Pilates.

En Wellfit organizamos clases de Pialtes con Hipopresivos.  Lo que hacemos es aprovechar todos los beneficios que nos ofrece el Pilates para nuestra salud física y mental, compensando este trabajo hiperpresivo del Pilates con ejercicios de la técnica hipopresiva dentro de la misma sesión. 

La unión de estas dos técnicas correctamente aplicadas te ofrece un trabajo mucho más avanzado con el que se potencian exponencialmente los resultados. 

¿Te gustaría probar una clase de Pilates con Hipopresivos?

A %d blogueros les gusta esto: